EL AGUJERO NEGRO DE LA DESOCUPACION EN LOS EEUU

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL AGUJERO NEGRO DE LA DESOCUPACION EN LOS EEUU

Mensaje  El Barbaro Redimido el Sáb Abr 04, 2009 7:43 pm

LA ECONOMIA REAL DE ESTADOS UNIDOS SIGUE SIN REACCIONAR PESE A LOS MILLONARIOS PAQUETES DE ESTIMULO

No hay salvavidas que frene el desempleo



Washington
anunció ayer que marzo cerró con una suba de 0,4 por ciento del
desempleo, que llegó al 8,5 por ciento, peor de lo esperado. Hay
5.100.000 despedidos, más los millones que se rindieron y los que
trabajan part time.




















[cerrar]

Comparta esta nota con un amigo



E-Mail de su amigo
Su nombre
Su E-Mail



Los
millonarios salvavidas lanzados por el gobierno estadounidense para
reactivar la economía no lograron rescatar al mercado laboral de la
creciente destrucción de empleos en la que se encuentra. Sin
perspectiva de mejora en el corto plazo, las nóminas de las empresas
continúan reduciéndose. Según cifras del Departamento de Trabajo, el
de-sempleo creció en marzo 0,4 punto respecto de febrero para ubicarse
en 8,5 por ciento, el nivel más alto desde 1983. “Desde el comienzo de
la recesión, en diciembre de 2007, la pérdida de empleo alcanzó a 5,1
millones de personas, 3,3 millones en el transcurso de los últimos
cinco meses”, advierte el informe oficial. El presidente Barack Obama
consideró que estos números advierten sobre la necesidad de una acción
más coordinada entre todos los países.




“Si no actuamos de
manera concertada, fracasaremos colectivamente”, dijo Obama durante una
conferencia de prensa que brindó junto con su par alemana, Angela
Merkel, poco después de que se conocieran la cifras de empleo en su
país. El mandatario norteamericano reconoció que su economía “se ha
visto duramente golpeada” por la crisis. En febrero, su administración
impulsó un plan de reactivación para salvar o crear más de 3,5 millones
de puestos en dos años. Sin embargo, las estadísticas oficiales siguen
dando cuenta del deterioro de estos indicadores sociales.



Ayer
la Cámara de Representantes (diputados) y luego el Senado de Estados
Unidos aprobaron una resolución presupuestaria por más de 3,5 billones
de dólares para el ejercicio de 2010. La resolución, que servirá de
guía para los gastos del año fiscal 2010, todavía queda pendiente de
rectificaciones para que coincidan las versiones aprobadas por la
Cámara baja y el Senado. La versión de los representantes aumentaría
los gastos del Estado en un 9,5 por ciento respecto del año pasado,
mientras los senadores proponen incrementarlo en un 7 por ciento.

Sin
embargo, las ayudas del Estado siguen teniendo como principal receptor
al sistema financiero, en tanto el sector real no se recupera. La
cantidad de empleos eliminados el mes pasado fue incluso superior a las
previsiones de los analistas. Los cálculos privados estimaban la
destrucción de 658.000 puestos, luego de los 651.000 de febrero y
741.000 de enero. El mes pasado la actividad recortó unos 663.000
empleos. La industria expulsó de sus nóminas 305.000 trabajadores en
marzo, mientras que unos 358.000 puestos se perdieron en el sector
servicios, donde trabaja cerca del 85 por ciento de la mano de obra no
agrícola estadounidense. Por su parte, el único sector generador de
empleos fue el público. La educación y los servicios de salud sumaron
14.000 nuevos puestos en marzo.



El informe de la cartera
laboral detalla que las empresas de construcción se desprendieron de
126.000 puestos, las fábricas perdieron 161.000, el comercio minorista
50.000 y los servicios profesionales y de negocios otros 130.000.



Si
se agregan las personas que sólo tienen un trabajo de tiempo parcial
porque no consiguen otro, y las que desalentadas abandonaron la
búsqueda de empleo, el índice de desempleo en marzo fue de 15,6 por
ciento, el más alto desde que se comenzó a compilar. El registro
oficial de desempleados subió de 12,4 millones en febrero a 13,2
millones en marzo. En tanto, el número de personas que desearía
trabajar más horas pero están forzadas a tomar empleos de tiempo
parcial aumentó en 423.000 el mes pasado y llegó a 9,3 millones. Se
trata de empleos que no cuentan con beneficios sociales, como
vacaciones y seguro médico. A esto se agregan más de 5,5 millones de
personas que sostienen querer encontrar un trabajo, pero no están
contabilizados entre la población activa por diversas razones.



En
las últimas previsiones publicadas por la Reserva Federal se estimaba
un desempleo de 8,5 y 8,8 por ciento para el transcurso de este año,
aunque con el actual ritmo de destrucción de puestos no se descarta un
cifra de dos dígitos para el año próximo y por encima del 9 por ciento
éste. Por su parte, el titular de la Fed, Ben Bernanke, reiteró que la
institución debe mantener su flexibilidad para retirar las inyecciones
de capitales que volcó a la economía y mantener controlada la inflación
a medida que pase la crisis. “El alivio de los trastornos en los
mercados de crédito y el restablecimiento de ese flujo a los hogares y
las empresas son esenciales si hemos de lograr, como espero, la
reanudación gradual de un crecimiento económico sostenible”, dijo
Bernanke.
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-122607-2009-04-04.html

...

El Barbaro Redimido

Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 31/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL AGUJERO NEGRO DE LA DESOCUPACION EN LOS EEUU

Mensaje  El Barbaro Redimido el Mar Abr 14, 2009 2:46 pm

14-04-2009





Recesión en Estados Unidos

El "sueño americano" duerme en carpa


Nuria Gonzalez Rouco

APM


Despidos masivos, gente que vive en las calles y baja en los niveles de consumo, son las consecuencias que sufre la sociedad estadounidense a raíz de la profundización de la crisis económica.




A siete meses del desencadenamiento de la mayor crisis financiera y
económica desde 1929, no quedan dudas de que todos los países del mundo
fueron alcanzados por sus consecuencias. Las economías más empobrecidas
del globo se empobrecieron aún más, y las más fuertes y desarrolladas
poco a poco fueron entrando en una imparable recesión.

A pesar de las inyecciones millonarias que la Casa Blanca puso en marcha para
sanar la crisis, la sociedad estadounidense se ve obligada a modificar
muchas de sus costumbres, principalmente el consumo y el pedido de
préstamos. (Ver: “Un super-rescate emotivo. APM 03/10/2008)

Cotidianamente, los periódicos de todo el mundo publican artículos referidos a los
despidos masivos que realizan importantes empresas transnacionales en
sus casas centrales ubicadas en Estados Unidos, como General Motors o
IBM. Mientras que otras empresas y bancos se ven obligados a cerrar sus
puertas de manera definitiva.

El Departamento de Trabajo estadounidense informó que las cifras de despidos masivos -definidos
como recortes de empleos que involucren al menos 50 personas de un solo
empleador- subieron en 542 en febrero desde el mes previo a un número
ajustado estacionalmente de 2.769.

Eso resulta en 295.477 trabajadores despedidos por reducción de planilla, llevando el número
total de anuncio de despidos masivos a 28.481 desde el inicio de la
recesión, en diciembre del 2007.

Pero no hay que olvidar que detrás de estos números fríos hay personas. Entonces hay que
preguntarse ¿qué sucede con ellos una vez que son despedidos de sus
puestos laborales?.

Quienes tienen suerte, actualmente realizan empleos para los cuales no
es requisito fundamental ser calificado y donde el salario es bajo.
Son los trabajos que antes de la crisis eran exclusivos de los inmigrantes.
Se trata de empleos poco atractivos para el estadounidense medio,
despreciados en tiempos de bonanza económica.
Ahora, la política es expulsar a los inmigrantes
para “favorecer” el empleo nacional. (Ver: “Que se les pudran las
naranjas”. APM 09/07/2006)

“Esto no es lo que yo quisiera hacer, pero perdí mi negocio propio el año pasado,
y llevo tres meses como empleado aquí”, explica Moez, un tunecino de unos 35 años.
Moez perdió su pequeña empresa de valet parking y consiguió trabajo estacionando
autos para los clientes de la cadena de restaurantes Sunset Boulevard.
Hasta ese entonces, pudo vivir "un poco el sueño americano".

Jennifer Campana, una madre soltera que perdió su trabajo en una empresa de
relaciones públicas, dijo al diario Los Angeles Times que se ofreció
para cuidar niños, aunque "no he hecho de niñera desde que tenía 15
años", afirmó.

Aunque cueste creerlo, Moez y Jennifer son dos afortunados que pueden
contar con un ingreso, aunque sea mínimo, para mantener a sus familias.

En Miami, principal destino de inmigrantes latinoamericanos, el nivel de
desempleo de 6,8 por ciento, es menor que en otras grandes ciudades del país.
Por tal razón, muchos estadounidenses de otros estados van hacia el sur de
Florida para tomar empleos que antes dejaban en manos de inmigrantes, lo cual
reduce la oferta de trabajo para éstos, y amplía la necesidad de regresar a sus
países. (Ver: “Apunten contra los inmigrantes”. APM 05/11/2008)

Consulados de países latinoamericanos, como el mexicano y el argentino, afirman
que hay un aumento evidente en los últimos meses en los trámites de
documentos de personas que regresan, pero no cuentan con cifras
oficiales.

Desempleados y desalojados

Distinta es la historia de vida de Jennifer Thompson, una mujer de 45 años,
casada y con tres hijos, que perdió su puesto en la sucursal de General Motors,
en California. “Estaba en la parte administrativa, me encargaba de autorizar
los recortes de personal”, recuerda con ironía.

Con el despido, llegaron otros problemas: no pudo seguir pagando la
hipoteca de su casa y el banco la desalojó junto con su familia.

Para poder cubrir otras deudas acumuladas, Jennifer y su marido cancelaron
el seguro médico y vendieron los muebles, electrodomésticos y
videojuegos. El dinero apenas les alcanzó para pagar lo más urgente y
vivir durante tres meses “en un motel de mala muerte”, en Venice, la
playa hippie de Los Ángeles.

Por 400 dólares al mes, la familia de Jennifer vivió hacinada en una pequeña
habitación: ella, su esposo y uno de los hijos compartían la cama y los dos
niños más pequeños dormían en un sofá. Según pudo comprobar Dan,
el esposo de Jennifer, 20 familias más ocupaban varias habitaciones del motel.

Con apenas unas monedas en los bolsillos, la familia vivió en el auto familiar
durante dos semanas, y junto con otras diez parejas en problemas
formaron una caravana de homeless (sin techo) que circulaban por las
calles de Los Ángeles.

Pero tampoco había dinero para la gasolina. Entonces, Jennifer consiguió
unas carpas regaladas y se unió a uno de los campos de pobres que empiezan
a surgir en varias ciudades de Estados Unidos, conocidos como tent-cities
(ciudades de carpas).

La historia de Jennifer Thompson es similar a la que viven cientos de
estadounidenses que vieron disminuir drásticamente sus ahorros y, con
ellos, su nivel de vida acomodado. Tuvieron que abandonar sus casas con
piscinas, aire acondicionado y cocinas lujosas, por carpas pequeñas
ubicadas en terrenos baldíos.

La situación en California es tan grave que el gobernador Arnold Schwarzenegger
debió tomar parte del debilitado presupuesto para poder reubicar a las miles
de personas que toman terrenos desocupados.

“Se trata de personas en buenas condiciones físicas que trabajaban por un salario
y que antes podían pagarse una vivienda con esos ingresos”, explicó Michael Stoops,
director ejecutivo de la Coalición Nacional para Indigentes, una ONG
con sede en Washington.

Pero hoy ni siquiera pueden encontrar trabajo. “La última vez me descartaron
porque no tengo una dirección ni un teléfono, pero, ¿cómo me piden eso si
vivo en una carpa?”, se queja Jennifer Thompson.

La Oficina Presupuestaria del Congreso estadounidense reconoció que 28
millones de personas están usando los cupones públicos de alimentos porque
no tienen con qué comer. Es el nivel más alto desde que en 1964 el presidente
Lyndon B. Johnson adoptara ese programa dentro de la “guerra contra la pobreza”.

Expertos advierten que lo peor está por llegar. Según The Economist, este año
alrededor de 53 millones de personas quedarán por debajo de la línea de
extrema pobreza, es decir que deberán vivir con 1,25 dólar por día.

El negocio detrás de la crisis

Pese a que la Casa Blanca anunció numerosos planes de ayuda para quienes
tienen problemas para pagar sus préstamos hipotecarios, la amenaza de
los desalojos es el mayor miedo de miles de estadounidenses. Como si
fuera poco, también han aumentado la cantidad de estafas hipotecarias.

Los estafadores normalmente cobran a los deudores un honorario previo para
ayudarlos a tener alivio en los pagos hipotecarios, pero luego no
entregan ninguna ayuda.

Según Timothy Geithner, secretario del Departamento del Tesoro estadounidense,
las personas que cometen fraudes están usando la publicidad alrededor de los planes de
prevención de ejecuciones hipotecarias, para atraer a propietarios
desesperados a costosas estafas.

Eric Holder, Procurador general de Estados Unidos, manifestó por su parte que
la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) está investigando más de 2100 casos de fraude
hipotecario, que representan un aumento de 400 por ciento en los últimos cinco años.

La Comisión de Comercio Federal (FTC, por sus siglas en inglés), una agencia de protección
de consumidores, ha visto a muchas empresas fraudulentas con nombres que suenan como si
estuvieran afiliadas al gobierno.

Según la FTC, las empresas les cobraban a los consumidores hasta 3.000 dólares en efectivo,
pero hacían muy poco en tratar de asegurar nuevas condiciones crediticias de
parte del acreedor. El resultado: los estafados terminan siendo
desalojados de sus hogares sin un centavo en el bolsillo.

La investigación sobre fraudes de la unidad de investigación del Tesoro
dijo que encontró casi 180.000 supuestos casos de fraude hipotecario
entre julio de 2002 y julio del 2008.

Shaun Donovan, secretario de Vivienda, informó que el programa de reducción de
intereses ayudará a millones de propietarios a refinanciar y reducir sus pagos
mensuales y además se han asignado 75 mil millones de dólares para la
modificación de préstamos hipotecarios.

El colapso financiero internacional no tiene límites. Alcanzó a las sociedades de
todo el mundo de manera similar. Dejó en la calle a trabajadores de la clase
media de países subdesarrollados pero sobretodo estadounidenses y
europeos. Estos países comienzan a familiarizarse con la pobreza y el
desempleo cotidiano.

Las inyecciones económicas son solo ayudas a corto plazo para un fenómeno
que se sabe cuándo y cómo comenzó pero que no se sabe cuándo ni cómo terminará.

ngonzalezrouco@prensamercosur.com.ar

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=83756


...

El Barbaro Redimido

Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 31/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL AGUJERO NEGRO DE LA DESOCUPACION EN LOS EEUU

Mensaje  El Barbaro Redimido el Jue Mayo 14, 2009 7:41 am

Soñar (y engañar/se) no cuesta nada:




El Tesoro de EE UU dice que el sistema financiero empieza a sanar



Timothy Geithner se esfuerza estos días por ver las cosas en
positivo
.

El secretario del Tesoro de EE UU,Timothy Geithner, en una conferencia
organizada por bancos locales, aseguró ayer que el sistema financiero
"empieza a sanar" y habló de que buena parte del proceso de ajuste que
arrancó hace siete meses con el colapso de Lehman Brothers está
completado. "Los riesgos sistémicos se han reducido de forma
significativa", remachó.




















































































Geithner admitió que aún queda mucho trabajo por delante y anunció
que el fondo de estabilidad financiera estará también a disposición de
los pequeños bancos locales. Añadió que las futuras inyecciones de
capital se realizarán utilizando las devoluciones que vayan haciendo
los grandes bancos. Con el alta médica en mano, tres de las nueve
entidades que superaron las pruebas de resistencia ya están haciendo
las primeras maniobras para devolver el dinero.

US Bancorp,
Capital One y BB&T venderán acciones por un valor combinado
superior a los 5.750 millones de dólares (4.226 millones de euros) para
costear la transacción. Goldman Sachs y JP Morgan Chase, que también
pasaron el crítico examen realizado a un total de 19 bancos, tienen
intención de devolver el dinero lo antes posible, para así no estar
sujetos a las condiciones impuestas desde Washington en asuntos como la
paga a ejecutivos.

Precisamente ayer, The Wall Street Journal
reveló que la Casa Blanca está ponderando cómo restringir las
retribuciones a los gestores de las firmas financieras, incluso si no
reciben ayudas públicas, para ajustar las remuneraciones al rendimiento
a largo plazo de la compañía. Timothy Geithner explicó que el nuevo
régimen de supervisión financiera debe diseñarse para prevenir futuras
crisis y permitir que el sistema sea capaz de soportar la caída de un
gran banco, creando un gran fondo que cubra los costes.


Neutral


...

El Barbaro Redimido

Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 31/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL AGUJERO NEGRO DE LA DESOCUPACION EN LOS EEUU

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.