América Latina y el Socialismo del Siglo XXI. crea o sucumbe

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

América Latina y el Socialismo del Siglo XXI. crea o sucumbe

Mensaje  dayrdan el Sáb Mar 20, 2010 5:01 pm





Nuevo libro de Martha Harnecker: "América Latina y el Socialismo del Siglo XXI. Inventando para no errar".
Por: Aporrea.org / Prensa CIM
Fecha de publicación: 19/03/10





Caracas, 19 de marzo de 2010.- Martha Harnecker publicó un nuevo libro titulado: "América Latina y el Socialismo del Siglo XXI. Inventando para no errar".
A continuación le presentamos la introducción del libro y el link para leer el libro completo.


INTRODUCCIÓN

1. Veinte años atrás las fuerzas de izquierda en América latina y en el mundo pasaban momentos muy difíciles. Caía el muro de Berlín, la Unión Soviética se precipitaba en el abismo y terminaba por desaparecer a finales de 1991. Privada de la necesaria retaguardia, la revolución sandinista era derrotada en las urnas en febrero de l990 y los movimientos guerrilleros de Centroamérica se veían forzados a desmovilizarse. El único país que mantenía las banderas de la revolución en alto era Cuba, a pesar de todos los augurios de que sus días estaban contados. En aquellas condiciones era difícil imaginar que dos décadas más tarde la mayor parte de nuestros países iba a ser gobernado por líderes de izquierda.

2. La derrota del socialismo soviético creó una dura situación para la izquierda latinoamericana,
especialmente para la izquierda marxista-leninista. Durante la década de los 80 ésta había aprendido mucho tanto de las experiencias dictatoriales del cono Sur y las formas de resistencia que frente a ellas surgieron, como de las experiencias de lucha de los movimientos guerrilleros de Centroamérica y Colombia, comenzando a superar una serie de errores y desviaciones cometidos en las dos décadas anteriores, debido a una aplicación acrítica del modelo bolchevique de partido. Aquí no puedo extenderme sobre este tema que he abordado ampliamente en mi libro “Reconstruyendo la izquierda”(1), sólo me limitaré a una breve mención de ellos: vanguardismo; verticalismo y autoritarismo; teoricismo y dogmatismo que llevaban al estrategismo; subjetivismo en el análisis de la realidad que conducía a elaborar estrategias y tácticas inadecuadas; incapacidad de ver la originalidad de nuestro sujeto social revolucionario lo que llevaba a desconocer el potencial de lucha de los movimientos étnico-culturales y del cristianismo revolucionario comprometido con los pobres; concepción de la revolución como asalto al poder por una minoría activa, que desde el estado resolvería los problemas del pueblo; insuficiente valorización de la democracia hasta el punto de distinguir entre las fuerzas revolucionarias y las fuerzas democráticas, otorgando a los aliados socialdemócratas el calificativo de democráticos, como si las fuerzas revolucionarias no fueran democráticas.

3. Decíamos que estos errores habían comenzado a ser superados justamente en la década anterior a la derrota del socialismo soviético. Quisiera mencionar aquí además otros dos factores que influyeron también en ese proceso de maduración de la izquierda: primero, la visión pedagógica del brasileño Paulo Freire, que dio origen a un significativo movimiento de educación popular en varios de nuestros países, que chocaba con la concepción clásica de los partidos de izquierda de aquella época, que solían considerarse dueños de la verdad; y segundo, las ideas feministas que ponían el acento en el respeto a las diferencias y en el rechazo al autoritarismo.

4. Los primeros en asimilar estas ideas y reflexiones son los movimientos político-militares de Centroamérica: Una revolución triunfante, la sandinista, demuestra la frescura de este nuevo enfoque de las cosas en su conducción política hacia la victoria, en la presencia de sacerdotes como ministros del nuevo gobierno revolucionario, en el pluralismo político. Un comandante comunista de la guerrilla salvadoreña, Jorge Schafik Handal, es el primero en insistir que el nuevo sujeto revolucionario latinoamericano no puede ser sólo la clase obrera, que han surgido nuevos sujetos sociales revolucionarios y que, por lo tanto, la conducción del proceso no puede ser sólo de los comunistas, sino que tiene que incorporar a todos estos nuevos sujetos. Una guerrilla guatemalteca, el Ejército Guerrillero de los Pobres, es la primera organización política que incorpora a los indígenas y los considera la fuerza motriz fundamental de la revolución.

5. Fue así como se empezó a entender que la nueva organización política tenía que estar volcada a la sociedad, inmersa en los sectores populares; tenía que superar la tendencia a homogenizar la base social en la que se actuaba, practicando la unidad en la diversidad, el respeto a las diferencias étnicas, culturales, de género, etcétera; y que este respeto a las diferencias implicaba cambiar el lenguaje adecuándolo a los diferentes sujetos en cuanto a contenido y variando sus formas, entendiendo que hoy —en la era de la información y de imagen—el lenguaje audiovisual es
fundamental.

6. Se comprendió también que había que pasar del hegemonismo, de la política de aplanadora que impone líneas y acciones por la fuerza, a entender que de lo que se trata es de ganar la hegemonía, es decir, que sectores cada vez más amplios de la sociedad hagan suyas las propuestas de la organización política.

7. La izquierda maduró también en relación al movimiento popular entendiendo que éste no debe ser tratado como la mera correa de transmisión de las decisiones del partido, sino que debe tener creciente autonomía como para tener su propia agenda de lucha y que su papel es articular las diferentes agendas en lugar de elaborar una agenda desde arriba. Ha entendido que su papel es orientar, facilitar, acompañar, y no suplantar; que es necesario eliminar toda actitud verticalista que anula la iniciativa de la gente; que es necesario aprender a escuchar, hacer un diagnóstico correcto de su estado de ánimo, poner oído atento a las soluciones que el propio pueblo gesta. Ha asimilado también la necesidad de ayudar a que la gente sea y se sienta protagonista y que para ello hay que pasar de una conducción verticalista de ordeno y mando, a una actitud de pedagogos populares capaces de potenciar toda la sabiduría que existe en el pueblo.

8. Ha concluido que es necesario abandonar el enfoque obrerista que sólo toma en cuenta a la clase obrera y que el nuevo instrumento político debe respetar la pluralidad del sujeto, asumiendo la defensa de todos los sectores sociales discriminados (mujeres, indígenas, negros, jóvenes, niños, jubilados, homosexuales, personas con discapacidad, y otros).

9. Se ha convencido de que no se trata de reclutar a todo el mundo para incorporarlo a la organización política. Más que contener en su seno a los representantes legítimos de todas y todos los que luchan por la emancipación, ésta debería ser una instancia articuladora de sus diferentes prácticas en un proyecto único.

10. Por último, ha comprendido que la democracia es una de las banderas más caras de la izquierda y que la lucha por la democracia es inseparable de la lucha por el socialismo, porque sólo en este sistema social se podrá desplegar plenamente la democracia.(2)

11. Teniendo presentes estos antecedentes creo que podemos entender mejor lo ocurrido en América Latina en esta última década. A éste tema se referirá la primera parte de este libro y servirá de introducción para abordar el tema del socialismo del siglo XXI.

Notas

(1) Marta Harnecker, Reconstruyendo la izquierda, Parte II, 3. Crisis orgánica, Monte Ávila, Venezuela, El Perro y la Rana, Venezuela, y Siglo XXI, México, Argentina, España, 2008, párrafos 166 al 221. Ver en: www.rebelion.org/docs/97076.pdf

(2) Un desarrollo más amplio de este tema se encuentra en: Marta Harnecker, Reconstruyendo la izquierda, Parte III, 1. Características del nuevo instrumento político, párrafos 333 al 420.

dayrdan

Cantidad de envíos : 1897
Fecha de inscripción : 07/12/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.