Bush veta ley contra la tortura

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bush veta ley contra la tortura

Mensaje  dayrdan el Dom Mar 09, 2008 2:48 pm


El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, criticó la decisión de Bush de anular la legislación y lo acusó de degradar moralmente a Estados Unidos a nivel internacional.


Bush veta ley contra la tortura
TeleSUR _ 08/03/08 - 17:20 CCS
La ley prohíbe el uso del ahogamiento simulado, las descargas eléctricas, el obligar a los prisioneros a realizar actos sexuales y la inanición provocada,
así como otros métodos tortuosos para extraer información a los detenidos. Pero el mandatario estadounidense dijo, para justificar su veto, que la legislación eliminaría ''todos'' los métodos ''valiosos'' utilizados por la CIA, que son considerados como tortura por todas las convenciones internacionales de derechos humanos.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, vetó este sábado una ley aprobada por el Congreso y que prohibe a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) continuar utilizando técnicas de tortura en sus interrogatorios a prisioneros, entre ellas la del "waterboarding" o ahogamiento simulado.
En su tradicional mensaje de radio sabatino, Bush informó que no rubricó la legislación y argumentó que la ley dificultaría el trabajo de la CIA,
contra quienes llamó "terroristas endurecidos".
"El proyecto de ley eliminaría uno de los instrumentos más valiosos en la guerra contra el terrorismo: el programa de la CIA para detener e interrogar
a líderes y células terroristas claves", justificó Bush su veto, el primero de 2008 y el noveno de su presidencia, según datos de la Casa Blanca.
Según el mandatario estadounidense, el documento aprobado por el Senado y la Cámara de Representantes excluye "todos los métodos alternativos que hemos
desarrollado en la lucha contra los terroristas más peligrosos y violentos del mundo".
El texto del Congreso prohibe la utilización del ahogamiento simulado o "waterboarding", las descargas eléctricas, el obligar a los reos a realizar actos
sexuales y la inanición provocada, así como otros métodos violentos para extraer información a los detenidos, todos considerados como tortura por todas
las convenciones internacionales de derechos humanos.
El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, criticó la decisión de Bush de anular la legislación y lo acusó de degradar moralmente a Estados
Unidos a nivel internacional.
La legislación establece que la CIA y otros servicios de espionaje deben acogerse a las técnicas de interrogatorio establecidas en el Manual de Campo del
Ejército norteamericano.
Según el presidente, el programa de la CIA "ha generado información sensible que ha evitado una serie de ataques terroristas y ha ayudado a los servicios
de inteligencia entender el funcionamiento de la red terrorista Al Qaeda".
Paradójicamente, tras la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de Washington condenó a muerte a varios soldados japoneses que utilizaron técticas tortuosas
de interrogatorios contra militares estadounidenses, para extraerles información que les permitiera evitar ataques de Estados Unidos, como las devastadoras
bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, que dejaron decenas de miles de muertos y cientos de miles de heridos, y cuyas poblaciones aún padecen los efectos
de la radiación.
La polémica sobre el uso de la tortura por la parte de la inteligencia estadounidense, llegó a su punto más álgido en diciembre, cuando se conoció que la
CIA destruyó cintas con interrogatorios grabados, en los que los agentes aplicaron a los detenidos el polémico método del "waterboarding" o ahogamiento
simulado, considerado como tortura por organizaciones de derechos humanos.
Tras ese hecho, funcionarios del gobierno de Washington se han contradicho en numerosas intervenciones ante la prensa, y ante el Congreso, y muchos se han
abstenido de calificar al ahogamiento simulado como tortura.
Frente al escándalo, el Departamento de Justicia abrió el pasado 2 de enero una investigación criminal.
Sin embargo, la apertura de esta investigación ha creado escepticismo debido al apoyo que el gobierno estadounidense ha dado a la aplicación de técnicas
de tortura, en especial tras los atentados del 11 de septiembre de 2002.
Los métodos de tortura realizados por efectivos de inteligencia estadounidenses, quedaron evidenciados en 2005 cuando salieron a la luz pública unas
fotografías que mostraban prisioneros desnudos, atados, encadenados, humillados sexualmente, golpeados brutalmente, cubiertos de excremento humano
o intimidados con perros, en la prisión que EEUU mantiene en Irak, Abu Ghraib, una de las tantas cárceles clandestinas estadounidenses.

dayrdan

Cantidad de envíos : 1897
Fecha de inscripción : 07/12/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.