TIBET: ASIA SE ESTÁ ACERCANDO A LA LUCHA POR EL AGUA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

TIBET: ASIA SE ESTÁ ACERCANDO A LA LUCHA POR EL AGUA

Mensaje  dayrdan el Jue Mar 27, 2008 2:20 pm

Lógicamente ni a China ni al Dalai Lama le interesa parece

Lucha por el agua
martes, 17 de julio de 2007
VIDA CONTEMPLATIVA, VIDA ACTIVA
TIBET: ASIA SE ESTÁ ACERCANDO A LA LUCHA POR EL AGUA


El rápido derretimiento de los glaciares tibetanos, anuncia la llegada de una cruenta lucha por los recursos de agua en Asia, representando el sustento de vida para el 47% de la población mundial.

A continuación un artículo escrito por Brahma Chellaney y publicado por el International Herald Tribune.




La aguda competencia asiática sobre los recursos de energía ha ocultado otro peligro: la escasez de agua en muchos lugares de Asia está convirtiéndose en una amenaza para la rápida modernización económica.

El agua ha emergido como un tema clave que podría determinar si Asia se dirige hacia la cooperación o hacia la competencia y el conflicto. Ningún país influenciará esa dirección más que China, la que controla la meseta tibetana, la fuente de la mayoría de los ríos de Asia.

Los vastos glaciares de Tíbet y su gran altitud lo han dotado con el mayor sistema de ríos del mundo. Sus ríos son la vida para los dos estados más poblados del planeta, China e India, así como para Bangladesh, Myan Mar, Bután, Nepal, Camboya, Pakistán, Laos, Tailandia y Vietnam. Países que en suma componen el 47% de la población mundial.

Todavía Asia es un continente con deficiencia de agua. Aunque alberga a más de la mitad de la población humana, Asia tiene menos agua dulce: 3920 metros cúbicos por persona- que ningún otro continente excepto la Antártica.

El acercamiento de la lucha sobre los recursos de agua en Asia se ha acentuado como resultado del crecimiento en la irrigación agrícola, industrias de uso intensivo de agua y una creciente clase media que demanda comodidades con alto consumo de agua como los lavarropas y los lavaplatos. El consumo de agua hogareño en Asia está creciendo rápidamente, produciendo dificultades para su suministro en las mayores economías de la región.

El fantasma de una guerra por el agua en Asia, también está siendo destacado por el cambio climático y la degradación del medio ambiente, caracterizado por la disminución de los bosques y pantanos, fomentando un ciclo crónico de inundaciones y sequías. A su vez, el derretimiento de las nieves y glaciares de los Himalayas, responsable de alimentar a los grandes ríos de Asia, hoy se acelera como resultado del calentamiento global.

En el seno de varios países asiáticos, como India y Pakistán hasta el sudeste de Asia y China, las disputas por los derechos del agua se han multiplicado, convirtiéndose éste en uno de los problemas más preocupantes y urgentes de la región, una virtual bomba de tiempo.

Las preocupaciones crecen a partir de los intentos de China para embalsar o redireccionar la corriente sur de las aguas de los ríos de la meseta tibetana, punto de partida de los ríos Indo, Mekong, Yangtze, Amarillo, Salween, Brahmaputra, Karnali y Sutlej. Entre los mayores ríos de Asia, sólo el Ganges comienza desde el lado indio de los Himalayas.

La disponibilidad irregular de agua dentro de algunas naciones, ha dado origen a grandes ideas –desde la interconexión de los causales de diversos ríos en India hasta el desvío de la rápida corriente norte del Brahmaputra para alimentar las áridas áreas en el corazón de China. Sin embargo, el conflicto interestatal, tan solo surgirá cuando una idea sea trasladada a la acción para beneficiar a un país a expensas de su vecino.

Mientras los problemas de agua se han intensificado en el norte debido a la agricultura intensiva, China ha concentrado su atención en las generosas reservas de agua presentas en la meseta tibetana, la cual cuenta ya con varios ríos embalsados, no sólo para la producción de energía hidroeléctrica sino también para la canalización de las aguas con fines de irrigación agrícola y otros propósitos. Así, la región es actualmente acariciada con masivos proyectos hidrológicos de terrible afectación ambiental y regional.

Después de construir dos represas río arriba del Mekong, China se encuentra terminando las obras de otras tres, levantando pasiones en Vietnam, Laos, Camboya y Tailandia. Varios proyectos hidrológicos chinos en el centro oeste de Tibet, tienen relación directa sobre los flujos de las corrientes de agua de los ríos en India, no obstante, Beijing se rehúsa a compartir información entorno a estos proyectos, los cuales mantiene hasta ahora en absoluto secreto.

Habiendo contaminado, a través de su desenfrenada industrializació n, sus propios y más grandes ríos, ahora China amenaza la viabilidad ecológica de los sistemas de ríos que unen el sur y el sudeste de Asia, en su intento por satisfacer su sed ilimitada por el agua y la energía.

La idea de un Gran Proyecto de Transferencia de Agua del Sur al Norte de China, desviando las aguas de los ríos tibetanos, tiene el respaldo del Presidente Hu Jintao, por cierto ingeniero en hidrología. La primera fase de este proyecto llama a construir 300 kilómetros de túneles y canales para atraer las aguas de los ríos Jinsha, Yalong y Dadu, sobre el borde este de la meseta tibetana.

En la segunda fase, las aguas del Brahmaputra serán reorientadas al norte, en lo que puede ser el equivalente a una declaración de guerra por el agua de la baja rubiera de India y Bangladesh. De hecho, Beijing ha identificado la curva donde el Brahmaputra forma el cañón más largo y profundo del mundo, justo antes de entrar en India, conteniendo las más grandes reservas inexploradas de agua, indispensables para satisfacer sus necesidades de energía y del preciado líquido.

El futuro de las reservas de agua de la meseta tibetana está ligado a la conservación ecológica. Mientras el apetito de China por materias se ha incrementado significativamente, así también lo ha hecho su explotación de los recursos naturales del Tíbet.

Y mientras los problemas del agua se han intensificado en varias de las mayores ciudades chinas, un grupo de ex oficiales ha abogado por la reorientación norte de las aguas del Brahmaputra en un libro intitulado, “Las aguas del Tíbet salvarán a China”.

Grandes proyectos hidrológicos, así como la temeraria explotación de recursos minerales como el hierro, amenazan ya al frágil ecosistema del Tíbet, así como a la contaminación de sus fuentes de agua.

Mientras China parece resuelta a perseguir agresivamente los proyectos río arriba en los torrentes ínter estaduales, prevenir una guerra por el agua demanda un marco cooperativo asiático entre los estados de la cuenca para trabajar por la propiedad común de estos preciados recursos hidrológicos.

Marco Antonio Karma
Presidente
Casa Tibet México
www.casatibet. org.mx



A la Naturaleza NO se la explota
SE LA AMA

Visite http://www.agualici a.blogspot. com


dayrdan

Cantidad de envíos : 1897
Fecha de inscripción : 07/12/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.